-

5 de marzo de 2017

[CRÍTICA] ‘Logan’: El final de un viaje, el comienzo de una leyenda.

Logan
Dirigida por James Mangold, ‘Logan’ es la tercera película en solitario del personaje de Lobezno y la novena de la ya longeva franquicia ‘X-Men’. A esto se suma el hecho de que supone la despedida de Hugh Jackman del personaje, al confirmarse que es la última vez que lo interpretará, siendo el más emblemático en su carrera y al que ha sabido hacer suyo, pero que en sus aventuras en solitario no se había conseguido aprovechar, ¿Lo habrá conseguido ‘Logan’?

Logan

Es el año 2029. Los mutantes han desaparecido. Un retraído y abatido Logan pasa los días bebiendo sin parar, escondido en una remota parte de la frontera mexicana, ganándose algo de calderilla como conductor de alquiler. Sus compañeros en el exilio son el marginado Caliban y un enfermo Profesor X, cuya singular mente sufre ataques y convulsiones cada vez más graves. Pero los intentos de Logan por ocultarse del mundo y de su legado llegan a un abrupto fin cuando aparece una misteriosa mujer con una petición urgente: que Logan guíe a una chica extremadamente joven y muy extraordinaria hasta un lugar seguro.

En este sentido, ‘Logan’ vuelve a confirmar como ya hizo la exitosa ‘Deadpool’, que el uso de la Calficación R (+18) por los grandes estudios en películas de Super Héroes no debe de ser un temor si se sabe cómo y con qué personaje hacerlo, y para eso hay que entender muy bien la idiosincrasia del mismo. Lobezno funcionaba en las películas corales de los ‘X-Men’ porque se desarrollaba en contraposición al resto de personajes, era un elemento arquetípico dentro del grupo y eso era atractivo y efectivo en el resto del engranaje que conformaba cada una de las películas de los X-Men en las que aparece, pero ¿Por qué no funcionaba en solitario?


Logan

‘Origenes: Lobezno’ y ‘Lobezno Inmortal’ no consiguieron funcionar, la primera por ser un caos narrativo sin pies ni cabeza y la segunda porque pese a mejorar al apostar por ahondar más en el personaje, lo hacía de forma errada. En conjunción las dos nos presentaban ¿un quien es Lobezno? pero no conseguían trascender al ¿qué se siente al ser Lobezno?, y aquí es donde ‘Logan’ se hace grande.

En el film se nos desarrolla a un Lobezno animal, malhablado, amargado, muy oscuro, un ‘pelín’ alcohólico, y que tiene que vivir con el hecho de saber que ha visto o va a ver morir a los demás. En definitiva, algo que se atisbaba en sus anteriores apariciones pero que no se terminaba de desarrollar. Aquí el personaje tiene que pasar por una amalgama de situaciones muy duras y crueles que suponen un desgaste para él más duro que el hecho de recibir un balazo y no poder curarse.

Logan

La trama discurre con un ritmo narrativo pausado, donde la calificación R alanza su cota más alta de justificación en unas escenas de violencia muy explícitas, algo lógico, no tiene sentido que un personaje cuyo mayor poder está en unas garras, no lo hayamos visto nunca cortar alguna que otra cabeza u otro miembro. Los personajes están muy bien desarrollados, donde a un hundido Lobezno se suma un Charles Xavier frágil y enfermo, y una niña que supone el único legado y esperanza para alguien acabado.

Logan

Las escenas de acción están muy bien dirigidas, la banda sonora y montaje consiguen dar intensidad a cada una de las escenas del film, y el aire a Western que impregna la película, y al personaje de Logan como héroe oscuro, hacen que esta despedida sea muy especial y consiga desmarcarse de todo lo visto anteriormente sobre los X-Men. ‘Logan’ por meritos propios y demostrando que cuando se quiere se puede hacer muy bien, ha conseguido algo que ninguna de las otras 8 películas (incluyendo las corales de X-Men) ha logrado, y es convertirse desde ya en un clásico dentro del género Super Heróico.

NOTA: 8.75
Por Joaquín Muñoz (JoaquínMGLoL)




Visitas
747
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada