-

7 de noviembre de 2015

[CRÍTICA] ‘The Martian’: optimismo espacial.

The Martian

Dirigida por el archiconocido Ridley Scott, ‘The Martian’ es uno de los films comerciales más aplaudidos de las últimas semanas, en parte gracias a la novela del mismo nombre de la que bebe, y gracias también a su marcado optimismo, haciendo en definitiva un film espacial bastante realista y creíble para el espectador, pero a la vez muy entretenido por la labor de Matt Damon en su interpretación del astronauta especialista en botánica Mark Watney.


Durante una misión tripulada a Marte, el astronauta Mark Watney es dado por muerto tras una terrible tormenta y abandonado por la tripulación, que pone rumbo de vuelta a la Tierra. Pero Watney ha sobrevivido y se encuentra atrapado y solo en el hostil planeta rojo. Con suministros escasos, deberá recurrir a su ingenio y a su instinto de supervivencia para encontrar la manera de comunicar a la Tierra que sigue vivo.

Ridley Scott (Alien, Blade Runner), llevaba tiempo sin realizar un film de calidad, con pinchazos sonados como ‘Exodus’ o ‘Prometheus’, sin embargo, esta vez consigue resarcirse y entrega un film que huye de cualquier tipo de reflexión, y apuesta decididamente por entregarnos un producto donde predomina el entretenimiento, envuelto en los conceptos científicos de supervivencia que el protagonista tiene que desentrañar para sobrevivir.


Quizá, lo que hace que el film no se vuelva tedioso, sea apoyar todo el peso de su a veces ‘sobre’ explicación  científica en un personaje principal muy cómico y optimista, ayudado por la excelente interpretación de Matt Damon y una acertada banda sonora setentera. En este sentido, la soledad y el drama que hayamos podido ver en cualquier otro film de supervivencia, dejan paso a un ‘Buen rollismo’ y pasión por el trabajo que hacen al personaje de Mark Watney muy atractivo para el espectador, convirtiéndose en el verdadero reclamo de un film que palidece en los momentos en que la narración se traslada a la Tierra.


Algo, que no se puede trasladar al resto de personajes, ciertamente planos, estereotipados y bastante previsibles, son sus intervenciones sobre todo en el segundo acto, las que más lastran el film, junto a un metraje quizá demasiado largo y que con el corte de alguna que otra escena sobrante hubiera quedado mejor perfilado.

En este sentido, la ambientación de Marte está muy lograda, y los efectos especiales en general muy trabajados y realistas, con un diseño de estancias y naves muy apropiado para el film, quizá lo único que no se entiende es que los astronautas hagan uso de trajes donde predomina el color anaranjado en un planeta de ambientación rojiza y que haría difícil que se les pudiera ver  a cierta distancia, por lo demás el film en este aspecto también sobresale.


En definitiva, ‘The Martian’, gracias a ese derroche de personalidad y optimismo, se convierte en un film espacial único, que alejado de los parámetros de la dramática ‘Gravity’ o la reflexiva ‘Interestellar’ por citar dos ejemplos cercanos y con la que seguramente se comparará, consigue ser un entretenimiento diferente y ciertamente divertido alrededor de esa soledad y lucha por sobrevivir que envuelve al protagonista.

NOTA: 7.0
Por Joaquín Muñoz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada