-

20 de agosto de 2015

[CRÍTICA] Corn Island: El tiempo nunca está del lado del hombre



Corn island es una película georgiana dirigida por George Ovashvili que se ha alzado con numerosos premios internacionales, entre ellos el de Mejor Película en el injustamente olvidado gran Festival de Karlovy Vary.

La película se sitúa en el río Enguri cuyas crecidas y descensos crean pequeñas islas fértiles que son aprovechadas durante unos meses para el cultivo. Un anciano y su nieta se adjudicarán uno de estos trozos de tierra situados en medio de un conflicto bélico.


De forma sencilla y en un paisaje tremendamente bello, la película narra esta bella historia del hombre contra el tiempo y la implacabilidad de la naturaleza de forma sencilla y honesta, juntando realismo con poesía. Las  imágenes y las miradas de sus protagonistas son las que hablan en esta película que cuenta sus diálogos con los dedos de la mano.


En este paraje de ensueño rodeado de pesadillas, asistiremos de forma intensa al trabajo de este anciano por construir su casa y labrar su pequeña porción de tierra contra los elementos. También veremos el madurar de su joven nieta, una chica de extraña belleza que asistirá en este trozo de tierra con nula intimidad a su intrigante despertar maduro y sexual.



La intimidad, los secretos, la sexualidad, el perdón, el trabajo y, sobre todo, lo efímero de todos estos conceptos y temas “fundamentales” de la vida humana frente a la naturaleza componen esta bella pieza de narración semi-documental que al final trata, como todo, del imparable paso del tiempo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada