-

24 de enero de 2016

[CRÍTICA] Mia Madre: la vida se confunde tras la historia


Nanni Moretti (La habitación del hijo, Caro diario) vuelve con una de las mejores obras de su carrera. Elegida por Cahiers de Cinema como la mejor película del 2015, la nueva obra del director italiano es imperfecta pero encantadora.


Una directora, en plena crisis de madurez se pregunta sobre el sentido de su vida, de su trabajo, de su cine, de su vida sentimental y, sobre todo, de su familia. Mientras intenta realizar otra película de la que, como en todas, no está segura. Su hija vuelve de vacaciones y, lo peor, su madre se está muriendo.

Mia madre es una película con altibajos, con una extraña mezcla realista y onírica que no acaba de funcionar y con una protagonista cuyo toque dramático está por debajo del dramatismo de su hermano, interpretado por el propio Moretti y de la genial comicidad de John Turturro (excepcional como extravagante estrella de cine). Es cierto que algunas veces roza el sentimentalismo pero hay algo que tiene la película que te hace valorarla más y más. Es eso a lo que podríamos llamar sinceridad.


El director, quizás con un collage no del todo controlado, desarrolla una película sobre la dificultad de la vida que, sin embargo, da ganas de vivir. La película se siente, te pone triste y te hace reír, te hace empatizar y te hace pensar. En definitiva, mirar, sentir y vivir.

No es la mejor película del año, pero si es una de las que más cariño merecen. Quizás sea porque lo más difícil es capturar con una cámara la vida y que el espectador, sin nada en común con la historia la sienta como propia y esto Mia madre lo consigue.

Por Rafael S. Casademont

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada