-

1 de septiembre de 2015

[CRÍTICA] ‘La Familia Bélier’: Je vole.

La famille Bélier


Dirigida por Éric Lartigau, ‘La Familia Bélier’ es una película francesa estrenada a finales del pasado año en su país, pero que no ha sido hasta este pasado abril cuando hemos podido disfrutarla en nuestras carteleras. Con más de 50 millones de euros recaudados solo en Francia, se ha convertido en toda una sensación y en una película muy aclamada tanto por la crítica como por el público, pero ¿A qué se debe este éxito?


Su argumento gira en torno a los Bélier, una familia de sordomudos, excepto Paula, de 16 años. Ella hace de intérprete para sus padres, especialmente en lo que respecta al funcionamiento de la granja de la familia. Un día, alentada por su profesor de música, que ha descubierto su talento para el canto, decide prepararse para la audición del Coro de Radio France, pero se trata de una elección que la obligará a distanciarse de su familia.

Eric Lartigau, acierta al proponer un film que se desmarca no siendo uno más de esos dramas efectistas y sensacionalistas que buscan ganarse al espectador mediante la lágrima fácil. Aquí Lartigau huye de eso y apuesta por entregarnos un film que afronta con un tono maduro, natural y ¿por qué no?, cómico, las desavenencias que una familia mayoritariamente sorda tiene que sufrir en una sociedad que por norma general no los tiene en cuenta, hecho que se ve personificado en la figura del alcalde del pueblo en el que viven.


Así nos encontramos con una trama que se apoya en unos personajes muy bien construidos, y que lejos de centrarse en la discapacidad de los protagonistas, el film nos propone reflexionar sobre el egoísmo y la madurez, algo a lo que tendrán que hacer frente tanto Paula como el resto de su familia. En este aspecto, destaca la joven actriz Louane Emera que interpreta a Paula, la protagonista, que lidia no solo con las vicisitudes propias de la adolescencia, sino también con ser la pieza angular que une el mundo con su familia y que se enfrenta al hecho de tener que ir construyendo su propia vida quizás alejada de los que más quiere.


En este sentido, el tono cómico que impregna el film aderezado con algunos momentos duros típicos de una historia como esta, combinan a la perfección y hacen que el espectador empatice con cada una de las situaciones y de las posiciones que los personajes nos van presentando, un hermano pasota, una madre excéntrica que le gusta guardar las apariencias, un padre protector y arraigado a su granja y una hija bonachona y confusa que se ve enfrentada entre su vida tranquila y el deseo de quizás hacer algo más. Son los momentos de interacción entre todos ellos, donde el film alcanza las cotas más altas de calidad y entretenimiento. Además,  los momentos ‘Musicales’ con la protagonista cantando a capella son muy buenos y realzan el papel que interpreta la polifacética joven actriz.


En definitiva, ‘La Familia Bélier’ apoyándose en las interpretaciones, es un film que se disfruta durante todo su metraje y que nos hace reflexionar sobre la propia cotidianidad de nuestras vidas, esa que cada uno tenemos, rodeados de las personas que queremos y en la que podemos reír o llorar, pero donde por encima de todo hay que ser positivo ante las dificultades y realista y precavido con las oportunidades que se nos presentan, ya que son esas pequeñas decisiones, las que tomamos casi de casualidad, como hace la protagonista al apuntarse al coro de la escuela, las que nos pueden cambiar la vida, solo así realmente podremos construir nuestro propio camino, y tal y como se referencia de esa manera tan melódica en el film, ‘volar’.

NOTA: 7.5
Por Joaquín Muñoz (@JoaquinMGLoL)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada