-

2 de marzo de 2015

[CRÍTICA] ‘Corazones de Acero’: Sangre, muerte, guerra

fury

Dirigida por David Ayer, ‘Corazones de Acero’ ha sido una de las destacables cintas bélicas de este año, siendo un éxito de taquilla aunque con un recibimiento mixto entre público y crítica. Un film que aún siendo irregular en algunas partes, moviéndose entre lo mejor y lo peor del género, consigue ser un agradable, solido y sorprendentemente íntimo entretenimiento, con un elenco agradecido y entregado a la causa.

Su argumento gira en torno a una brigada de soldados americanos a bordo de un tanque, ‘Fury’, que comandados por el veterano sargento Wardaddy (Brad Pitt), han de luchar contra un ejército nazi al borde de la desesperación, pues los alemanes sabían que su derrota estaba ya cantada a finales de Abril de 1945.

En este sentido, se agradece la ambigüedad ideológica con la que Ayer trata el conflicto, pudiendo presumir de ser una de las pocas películas bélicas Hollywoodienses donde la bandera estadounidense no hace acto de presencia. Este detalle no es el único, ya que el usar el conflicto bélico de la II Guerra Mundial, solo es un pretexto que le sirve a Ayer para retratar lo cruda y sucia que fue, es y será siempre una guerra.

Todo esto, se apoya en un guión y dirección más que correctos centrado en los personajes, y donde la mayor parte de la acción se desarrolla en el otro gran protagonista del film, ‘Fury’, el tanque con el que se mueve la brigada. Esto le sirve a Ayer para entregarnos un film diferente y más personal, donde el drama personal y el desarrollo psicológico de los personajes es lo realmente interesante en pos de no hacer un film bélico tradicional. Algo que consigue, contribuyendo y mucho el elenco protagonista, destacando a unos acertadísimos Brad Pitt y Logan Lerman.

Un film que con un buen guión, fotografía y dirección debería ser redondo, pero que sin embargo se ve lastrado al entregarse inexplicablemente a un convencionalismo que no le hacía falta. Ya que mientras que en sus primeros 90 minutos, Ayer nos regala un film bélico más que notable, donde la crudeza de vivir una guerra se ve perfectamente reflejado en los personajes, tanto principales como algunos secundarios, todo se viene abajo por un último tramo vacuo e insulso que lastra un film que podría haber sido brillante, donde Ayer se entrega a la resolución fácil, previsible e incluso sorprendentemente ilógica para un film que prácticamente propugna todo lo contrario en buena parte de su metraje.

Aún así, ‘Corazones de Acero’ es un buen, diferente y entretenido film bélico donde no hay banderas, sólo sudor, sangre y muerte, o lo que es lo mismo: la Guerra.

NOTA: 6.75
Por Joaquín Muñoz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios :

  1. Hay muy buenas escenas de drama y acción. Brad Pitt destaca con su personaje y logra un gran protagónico. Me gustó el punto de vista desde el que cuentan esta historia bélica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo, el único pero que le pongo al film, es quizás su final tan convencional e ilógico, el resto del film esta bastante logrado.

      Eliminar