-

31 de octubre de 2016

[CRÍTICA] ‘Doctor Extraño’: Un multiverso imaginativo pero algo rutinario

Doctor Strange
Dirigida por Scott Derrickson, ‘Doctor Extraño’ supone la decimocuarta película del universo cinematográfico de Marvel (UCM) y la segunda de la denominada ‘Fase 3’ que culminará con ‘Los Vengadores: La Guerra del Infinito’. Con este film, de nuevo como historia de orígenes, Marvel Studios intenta de nuevo innovar y sorprender saltando un paso más desde lo terrenal y/o espacial, hacia la multidimensionalidad y misticismo de un Super Héroe que por primera vez dentro de la franquicia, tiene poderes puramente astrales y mágicos, ¿lo habrán conseguido?

Doctor Strange

El doctor Stephen Strange (Benedict Cumberbatch) es un reputado neurocirujano de Nueva York. Todo lo que tiene de brillante y talentoso, lo tiene también de arrogante y vanidoso. Tras sufrir un terrible accidente de coche, y  como consecuencia tener que abandonar definitivamente su profesión, Stephen Strange decide realizar un viaje de sanación al Himalaya donde descubrirá un mundo oculto de dimensiones mágicas, y durante su entrenamiento con el maestro místico se revelarán sus poderes psíquicos, como la telepatía, la proyección astral o el teletransporte, que utilizará para combatir al mal.

En este sentido, ‘Doctor Extraño’, sin alejarse de la típica historia de origen de héroe, consigue destacar gracias una dirección, montaje y banda sonora por encima de la media, donde los efectos especiales son muy imaginativos y sirven de perfecta contextualización de ese universo o multiverso que se nos quiere presentar en el film. La paleta de colores de algunas escenas multidimensionales es maravillosa y confiere a la cinta una personalidad que lo aleja del resto de productos del género.

Doctor Strange

También se agradece que la historia esté tan bien hilada, y la inmensa cantidad de verborrea paradigmática y reflexiva que envuelve esa magia y misticismo del film, se vea muy bien aderezada con ese humor marca ‘Marvel’. Un humor que suele adornar a todos los films de su ‘universo’, y en este caso más si cabe, porque al ser un personaje tan alejado de los demás y tan complicado de contextualizar, el humor hace muy amena la explicación en todo lo concerniente al film, además, las batallas muy bien coreografiadas son una delicia audiovisual gracias a las artes marciales combinadas con una gran variedad de hechizos, en el contexto de un mundo en constante deformación.

Doctor Strange

Aun así y pese a lo imaginativa de la propuesta, el film peca de ser demasiado previsible y por momentos rutinario, todo lo que nos cuenta el film ya nos lo han contado quizá demasiadas veces, todo sucede muy deprisa y el personaje principal se desarrolla tan rápido, que la asimilación del mismo por parte del espectador se hace algo atropellada. Pero quizá, y dada la inevitabilidad de que la historia de origen de casi todos los Super Héroes se parezcan, se agradece que lo podamos disfrutar desde una creatividad a nivel visual pocas veces vista. El reparto, todo correcto, Benedict Cumberbatch está perfecto en su papel (Con toque Sherlock) y los demás secundarios también, en especial Tilda Swinton con su papel de ‘El Anciano’, el más interesante sin duda y con las mejores lineas.

Doctor Strange

En definitiva, ‘Doctor Extraño’ es una correcta inclusión en el UCM y bien agradecida dado que se trata de un personaje ‘nuevo’, pero es cierto que casi todo el mérito del film se lo lleva esa técnica a veces mágica de los efectos especiales, donde lo que vemos es nuevo pero lo que nos cuenta no tanto, o dicho de otra manera este ‘Doctor’ gusta y con razón, porque entra muy bien por los ojos, pero pierde porque quizá a pocos les llegará al corazón.

NOTA: 6.8
Por Joaquín Muñoz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada