-

5 de septiembre de 2016

Café Society: Vuelve el mejor Woody Allen



Nada más acceder a la sala donde se proyectaba Café Society, un señor nos preguntó sorprendido, a mi acompañante y a mi, que si realmente veníamos a ver esta película, que sí no nos habíamos confundido de sala y que realmente queríamos ver la película de Woody Allen. Y yo me pregunto: ¿tan extraño es ver una película de Woody Allen? Para mi, la respuesta es no. Perdónenme por usar este término, a mi tampoco me agrada mucho pero creo que en este caso he de usarlo, Woody Allen es un director totalmente “mainstream”. Y no lo digo en un sentido peyorativo si no todo lo contrario, con esto quiero decir que tiene el favor del público, que es conocido por todos y que sus películas, en mayor o menor medida, gustan. Aún así parece que una persona joven y que vive en una ciudad como Cartagena no le pueden gustar este tipo de películas. Igual aquel hombre solo bromeaba, pero me apetecía compartir esta pequeña reflexión en la reseña.

Café Society nos trae de vuelta al Woody Allen más puro, el que es capaz de construir una comedia romántica tan frenética como graciosa. Los 96 minutos que dura la película resultan cortos debido a su elenco de personajes que, al estar tan bien construidos, hacen que entres de lleno dentro de la historia. Una historia que ocurre entre Hollywood y New York, durante los gloriosos años 30.


Este elenco de personajes están encabezados por Bobby Dorfman y Vonnie. Bobby es un chico torpe y tímido que llega a Los Ángeles con el objetivo de que su tío, un productor de renombre hollywoodiense, le proporcione un trabajo con el que poder mantenerse. Es allí donde conoce a la preciosa Vonnie, la secretaria de su tío, que desencadenará toda la historia de amor. Los personajes secundarios también resultan realmente interesantes, especialmente el cuñado comunista y el hermano mafioso.

Aunque se trate de una premisa sencilla, su brillante ejecución nos hace que despertemos el interés por saber cada pequeño detalle de estos peculiares personajes. Pero no todo el mérito de la película se debe a su realizador, si no que los actores protagonistas sacan lo mejor de sí para terminar de construir unos personajes increíblemente carismáticos ante la pantalla. Estos intérpretes son Jesse Eisenberg, conocido por protagonizar La red social; Kristen Stewart, la famosa chica de la saga Crepúsculo, y Steve Carell, conocidísimo actor protagonista de la versión americana de The Office. Y hay que hacer una mención especial a los responsables de vestuario sobre todo por hacer que Kristen Stewart luzca tan bien en la película.

Hablando de aspectos más técnicos, el film tiene imágenes realmente bellas. Algunos de sus planos resultan realmente increíbles. En este sentido debo rendirme ante el trabajo del director de fotografía, Vittorio Storaro, conocido por películas  como Novecento o Apocalypse Now.


En definitiva, recomiendo esta película a cualquier persona que desee ver una comedia ágil, divertida y enérgica pero con un punto agridulce, es decir, como la vida misma. Sus escenas, como he mencionado anteriormente, son hermosas a la par que cuenta con gags realmente hilarantes, que harán disfrutar sobre todo a los más cinéfilos, ya que cuenta con algún que otro cameo de los directores del cine clásico. Si hubiese que compararla con alguna obra del propio Woody, diría que se hermana, por como esta ambientada, con películas como Balas sobre Broadway o Días de radio, que en mi opinión son de sus mejores obras.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada