-

3 de septiembre de 2015

[CRÍTICA] Saint Laurent: La intención de no responder lo irrespondible



El pasado año 2014 nos traía dos películas sobre el diseñador francés Yves Saint Laurent. Sin duda, la más destacable de ambas, pese a dividir tanto a crítica como a público, es Saint Laurent, de Bertrand Bonello.


Obviamente, tratándose de un biopic, la película narra la vida del diseñador, centrándose en sus años de plenitud con un pequeño viaje cercano al final a su vejez. El interés de todo biopic radica en la manera que tiene su autor de acercarse al personaje que representa. Bonello plantea una aproximación más que interesante. Rechazando caer en un retrato simplista de admiración o, por el contrario, de crítica para mostrar pretenciosamente los chocantes y oscuros secretos de su personaje (como hacen la mayoría de sus coetáneos del subgénero), Bonello plantea un misterio.


Saint Laurent es todo un estímulo visual y mental. Además de su cuidada estética y atmósfera, el opaco personaje principal mantiene el misterio y el interés de forma que nos preguntamos sí la superficialidad con la que es mostrado es efecto de un vacío interior o de una complejidad irrepresentable.


El sobrecargado ambiente que rodea a Yves Saint Laurent, sus amores, sus adicciones y, principalmente, su don a la vez que maldición creativa conforman el acercamiento a un genio que, como el Mr.Turner de Mike Leigh nos evocan a pensar en la dimensión desconocida de su don artístico a través del desconocimiento de su persona, mediante una captura solo en apariencia simplista de su, por otro lado, conocido y famoso personaje.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada