-

25 de julio de 2015

[CRÍTICA] ‘Ant-Man’: el pequeño GRAN Microcosmos de Marvel.

Ant-Man

En 1962, Stan Lee junto con Jack Kirby crearon un Super Héroe nuevo para Marvel, Ant-Man’. Eran tiempos diferentes, donde leotardos y personajes aparentemente ridículos en la actualidad, eran devorados por niños y por adultos en sus cómics, todo era posible y un hombre que se encogía como una hormiga, hasta era serio y creíble.

Armado con la asombrosa capacidad de reducir su tamaño a la vez que aumenta su fuerza, el estafador Scott Lang (Paul Rudd) debe sacar a relucir al héroe que lleva dentro y ayudar a su mentor, el Dr. Hank Pym (Michael Douglas), a proteger de una nueva generación de amenazas el secreto que se esconde tras el espectacular traje de Ant-Man. A pesar de los obstáculos aparentemente insuperables que les acechan, Pym y Lang deben planear y llevar a cabo un atraco que salvará al mundo.

Este proyecto llevaba gestándose casi doce años por Edgard Wright, el primer director y principal guionista de esta historia. Él sabía que en esos años Marvel Studios había optado por ir a lo seguro, adaptar sus personajes más icónicos, los que sabía que tenían una alta probabilidad de triunfar en pantalla. Solo con su universo ya establecido y siendo capaces de asumir más riesgos, optaron por introducir personajes nuevos y menos conocidos, esto lo comenzó el año pasado ‘Guardianes de la Galaxia’, proyecto que funcionó muy bien, y este año ‘Ant-Man’, que para sorpresa de todo el mundo funciona igual o mejor que el anterior.


‘El Hombre Hormiga’, no suena serio, suena hasta ridículo si lo comparamos con otros personajes como ‘Iron Man’, y es quizá por eso, que Wright en su visión original optó por alejarse de los parámetros típicos del Héroe, así como del tono por el que se debía dirigir a un personaje así. Marvel Studios impregna sus películas con un toque cómico agradable y que funciona muy bien con este tipo de personajes, pero siempre como añadido, nunca es el tono predilecto del film en sí mismo. Sin embargo aquí, se ha optado por algo diferente, guionizar primero una buena comedia y luego introducir al Héroe perfecto que encajará en ella.

‘Ant-Man’ no es una película de Super Héroes con toques de comedia, es una buena comedia donde el protagonista es un Super Héroe, esa definición tan simple, ese juego de conceptos, paradójicamente convierte a ‘Ant-Man’ en una de las mejores historias de origen de un Super Héroe, además de la más divertida hasta el momento. Visualmente es además, muy atractiva, los efectos especiales están muy cuidados y cuando ‘Ant-Man’ se sumerge en ese pequeño microcosmos al hacerse ‘hormiga’, el film alcanza sus mayores cotas de nivel como espectáculo visual.


En este sentido, su director original Wright, fue desplazado del proyecto por diferencias creativas con Marvel Studios, lo cierto es, que como el proyecto llevaba gestándose doce años, Wright había configurado un personaje independiente al Universo Cinematográfico de Marvel que comenzó en 2008. Esto hacía que para poder conjugarlo con el resto de personajes, se tuviera que modificar el guión, algo que Wright no quería hacer ya que tenía configurado su personaje tal y como lo quería. Peyton Reed, su director final, se limita a no tocar todo lo que Wright había hecho y solamente introducir esos elementos que conectan con el resto de ese ‘Universo Vengador’, y sorprendentemente, también funciona, en mi opinión no se carga la visión original que se le quería dar al personaje, e incluso complementa muy bien una historia ya de por si buena.

Ya decía más arriba, que rompe con los parámetros típicos del Héroe, y es que esta vez nos vamos a encontrar con un protagonista en origen ladrón y estafador, que además tiene una hija de siete años y está divorciado; si no me equivoco, es la primera vez que esto se ve en este tipo de films. Además, los secundarios están excelentes, mención especial para el personaje interpretado por Michael Peña, con los mejores gags y que prácticamente se adueña del show cada vez que aparece en pantalla.


También se agradece, que se haya optado por dosificar bien la acción y centrarse principalmente en el desarrollo de los personajes. Y es que, ‘Ant-Man’ es una de las películas más humildes de Marvel Studios, de hecho es la que menos presupuesto ha utilizado, la más pequeña y menos ‘épica’ de la productora. Pero es precisamente esa valentía en querer desmarcarse, su originalidad  y el saber reírse y jugar con la ridiculez de su propia idiosincrasia, la que entrega al espectador una de las más divertidas y GRANDES películas de Super Héroes.

PD: Hay dos escenas Post-Créditos, una a mitad y otra al final de los mismos, las dos merecen la pena ;)

NOTA: 8.0
Por Joaquín Muñoz


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada