-

27 de abril de 2015

[CRÍTICA] ‘V3nganza’: restos, solamente restos.

taken 3

Liam Nesson vuelve a la carga en esta tercera parte de una trilogía que se siente agotada, desganada y claramente hecha por hacer, eso sí, sabiendo que la legión de fans del actor gastarían la pasta en ir a verla al cine. Y la jugada no les ha salido mal económicamente, con 325 millones de dólares de recaudación para un presupuesto de tan sólo 48 millones, pero a costa de entregar un producto mal elaborado y definitivamente muy mediocre en su conjunto.

El ex-agente especial Bryan Mills (Nesson), ve como la reconciliación con su ex mujer se ve inesperadamente truncada tras el brutal asesinato de la misma. Consumido por la ira y acusado de la muerte de su ex mujer, Mills se ve obligado a huir de la implacable persecución de la CIA, el FBI y la policía. Una vez más, deberá usar sus “habilidades especiales” para hacer justicia, dar caza a los verdaderos asesinos y proteger lo único que le queda en la vida: su hija.

La primera ‘Venganza’, sorprendió a propios y extraños por resultar ser una película de acción que sin ninguna pretensión de aportar nada nuevo, se veía resultona, agradable y disfrutable, poniendo a Liam Nesson en el mapa de buenos actores de cine de acción. La segunda, jugaba en una liga distinta, ya que fue enfocada claramente hacia un tono autoparódico de sí misma y de la primera, y dependiendo de lo que se buscará, se podía disfrutar o no. Y esta tercera, definitivamente no hay por donde cogerla, ya que nos encontramos con una historia más previsible todavía, mal contada, y con un protagonista sujeto a demasiadas casualidades para salir indemne de diversas situaciones.

Un Liam Nesson, que además resulta demasiado inexpresivo según qué momentos o situaciones, casi parece aburrido en el propio film, algo que se contagia al espectador. Además, la dirección es horrible, con escenas de acción con un montaje pésimo, de lo peor en años, coches que se destruyen y de repente por arte de magia vuelven a estar como nuevos (algo que pasa en muchas películas, pero que aquí ni se intenta disimular), coreografías de las peleas mal hechas, mareantes (no se sabe quien pega a quien), casi pareciendo una parodia de ‘Transformers’, y un guión ridículo y mal resuelto, con unos personajes mal desarrollados y con motivaciones confusas.

En definitiva, ‘V3nganza’ se siente como los restos de una primera parte destacable en su momento, y de la que se ha intentado sacar partido a toda costa, sin importar que se contaba, ni como se contaba. Un producto fallido y que prácticamente no tiene nada a destacar, ni siquiera su protagonista, al que le pesa ya una trilogía de la que no se puede sacar nada más.

NOTA: 4.0
Por Joaquín Muñoz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario