-

26 de agosto de 2016

[CRÍTICA] ‘Star Trek: Más Allá’: El clasicismo más trekkie

Star trek Beyond
Dirigida por Justin Lin en relevo del resucitador de franquicias J.J. Abrams, ‘Star Trek: Más Allá’ supone la tercera película de esta nueva línea temporal y la decimotercera de todas las adaptaciones a la gran pantalla. Una saga que parece no agotarse pese a sus grandes altibajos a lo largo de los años y que desde 2009, con su reseteado, ha adquirido un nivel de matices que pocos esperaban, ¿habrá conseguido esta nueva entrega seguir con esa buena senda de los últimos años?

Star Trek Beyond

La nave insignia de la Flota Estelar, la Enterprise vuelve a surcar el universo para asegurarse de la protección de la Tierra y del resto de planetas aliados, en nombre de la Federación Unida de Planetas. Pero la tranquilidad durará poco y el peligro les acechará. Una vez más, deberán usar todo su potencial y recursos para resolver los desafíos a los que se enfrentarán. La travesía de vigilancia pronto se convertirá en una carrera por la supervivencia espacial y la preservación de la armonía entre especies. La tripulación deberá interponerse entre los crueles planes de su enemigo y el futuro de la raza humana.

En este sentido, el director Justin Lin, buen conocedor de la saga y sabiendo lo que supone recoger el timón de un barco tan grande, opta por brindarnos una historia más clásica, muy apegada a la serie original de los 60. Las referencias son continuas, muy bien metidas y algunas muy sutiles, haciendo que esta ‘tercera’ parte sea quizá la más ‘fanservice’ desde el regreso de la Enterprise en 2009. El hecho también, de que Leonard Nimoy muriera durante el rodaje, junto con los 50 años que cumple la franquicia, quizá también haya influenciado a un film que opta por el homenaje constante hacia lo ya conocido.

Star Trek Beyond

Algunos dicen que parece un episodio de relleno debido a su esquema totalmente clásico y predecible no solo en  sí mismo, si no en este tipo de films como normal general. Pero es bueno saber que esta vez no es por falta de ideas, sino porque el producto se confeccionó desde el principio como un film muy reflexivo hacia la propia identidad de la saga. El hecho de que en el film veamos al personaje del capitán Kirk más melancólico y preocupado por ser quien es, de donde viene y hacia donde quiere ir, no es sino una reflexión sobre la propia franquicia desde sus inicios.

Star Trek Beyond

Una vez hecho esto, Justin Lin nos da una repuesta muy clara, siguiendo los esquemas de la propia serie de los 60 y esa lógica tan vulcaniana, si funciona ¿para qué tocarlo? Este ejercicio que en un principio nos recuerda a caer en el fácil juego del ‘no riesgo’, quizá sea la tecla más acertada a la que se podía dar. La historia es predecible, el villano es predecible y los personajes ya los conocemos, entonces, ¿que ofrece ‘Star Trek: Más Allá’?, pues un revival de lo ya visto, tanto de lo mejor, como de lo peor de la franquicia desde sus inicios en los años 60 hasta ahora, un homenaje a toda la identidad trekkie con momentos realmente punteros y que suenan al ritmo de ‘Sabotaje’ de los Beastie Boys.

Star Trek Beyond

La Enterprise vuela de nuevo, divierte, está bien dirigida, bien guionizada y bien montada, es la misma desde los 60 y con la misma tripulación por muchas líneas temporales que nos metan. Es en esa paradoja, en ese no paso hacia delante, si no hacia atrás, mirando hacia su pasado, y haciéndolo con orgullo, en el más puro clasicismo Trekkie, lo que quizá la hace un producto tan acertado y por eso aunque no innove sea tan especial, aunque eso sí, quizá más para los fans. ‘Larga vida y prosperidad’

NOTA: 7.0
Por Joaquín Muñoz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada