-

20 de octubre de 2014

[CRÍTICA] “Transcendence”, cuando un debate se forja desde la neutralidad.

Transcendence

‘Transcendence’, supone la ópera prima del director de fotografía Wally Pfister, colaborador habitual en los films de Christopher Nolan. En esta primera aventura por la dirección, Pfister nos entrega un film correcto e incluso notable en algunos momentos pero que la narrativa y unos personajes un poco planos desmerecen el producto final.

Transcendence

Con una recaudación de 103 millones de dólares para un presupuesto de 100, ‘Transcendence’ es uno de los mayores fiascos a nivel económico de este año, no teniendo  el favor del público ni el de la crítica en general.  En ésta, se nos relata la historia del Dr. Will Caster (Johnny Depp), el investigador más importante en el campo de la Inteligencia Artificial, y que trabajando en la creación de una maquina sensitiva que combine la inteligencia colectiva de todo lo conocido con el rango de emociones humanas, se ganará un nombre dentro de la comunidad tecnológico-científica, sin embargo esto hará que sea objetivo de un grupo de extremistas antitecnológicos, que sin querer conseguirán que Will sea partícipe de su propia transcendencia virtual.

Transcendence

Así arranca un film que se atreve a poner varias preguntas sobre la mesa, invitándonos a reflexionar sobre la posible capacidad del hombre de trasladar su consciencia a una maquina y por tanto ser inmortal, o también sobre los peligros que el avance tecnológico pueden suponer para el mundo, así como sus virtudes (energéticas, curativas), algo que ya vemos hoy en día, el libre albedrio también es objeto de debate ¿de verdad lo disfrutamos en la actualidad?, pero sobre todo plantea una cuestión muy importante y cuyo debate sigue en marcha ¿Podría el desarrollo tecnológico ser el siguiente paso en la escala evolutiva humana? Y todavía más importante ¿Estaríamos preparados para ello cuando se diera el caso? ¿lo entenderíamos? o ¿podría irse de nuestras manos?

Transcendence

Una película más interesante de lo que puede parecer en un principio, pero que sin embargo se estropea por el propio miedo del director a no decantarse por una posición, navegando entre pros y contras de las preguntas que plantea, de una manera superficial y demasiado neutral, que hacen al final una película interesante pero no valiente y que deja la sensación de quedarse a medias, sobre todo y para más inri, por unos personajes quizá no demasiado desarrollados en su plenitud y que con algo más de metraje u otro planteamiento es posible que se hubiera solucionado.

Transcendence

Sin embargo y reconociendo que el film tiene un ritmo narrativo bastante pesado en algunos momentos, hay que decir que no es una mala película ni mucho menos, además, un producto que invita a reflexionar no solo sobre el futuro que nos puede deparar sino sobre la propia condición humana como tal, no merecía haber sido tan vapuleado por la crítica por el mero hecho y a mi entender, de no querer posicionarse, cuando nosotros mismos podemos hacerlo simplemente mirando el mundo que nos rodea y que parece vaticinar hacia donde nos dirigimos. Un futuro donde quizá ‘Transcendence’ tenga  mucho que decir e incluso que puede hacerle ganar un reconocimiento en el que ahora no tiene cabida.

NOTA: 6.5
Por Joaquín Muñoz (@JoaquínMGLoL)



Visitas
57
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario